Patxi Uriz reivindica el valor de la huerta en ‘Los últimos de La Mejana, rebeldía y esperanza’

Patxi Uriz, director de ‘Los últimos de La Mejana, rebeldía y esperanza’

  • La 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid ha incluido, en la sección Cine & Cambio Climático, el largometraje ‘Los últimos de La Mejana, rebeldía y esperanza’, dirigido por Patxi Uriz, y el cortometraje ‘Abuelo Fuego’, dirigido por Alfonso O’Donell. Ambos optan a la Espiga Verde de esta edición

28/10/2020.- Los últimos de La Mejana, rebeldía y esperanza surgió en una conversación del director Patxi Uriz con Santi Cordón, cocinero tudelano e hijo de hortelano, que se lamentaba de no haber pasado mucho tiempo con su padre aprendiendo el oficio. “Santi me propuso hacer un libro sobre este tema, pero yo pensé que era mejor darle voz y poder mostrarlo”, explicaba el director.

Santi Cordón recalcaba en la presentación que “estamos perdiendo el contacto con la tierra y el poder generar alimento por nosotros mismos”. Un dato que sorprendió a Patxi Uriz cuando comenzó con la película fue que “hace 40 años había 1.500 hortelanos en Tudela y ahora solo quedan 25”.

El largometraje es una manera de reivindicar la importancia del cuidado de la naturaleza, y concienciar del abandono que desde hace años sufre el oficio de los hortelanos.

El director explicaba al público antes de la proyección que en su título busca reflejar la “rebeldía de los hortelanos que se quedan arraigados a la tierra”, y por otra parte, la “esperanza” que aún tienen en que este trabajo no se abandone.

Una de las principales características del largometraje ha sido la gran presencia de los niños, ya que el director considera fundamental la labor educativa.

“En la película se pueden ver dos tipos de educación en los niños”, ha señalado el director. Por una parte, el proyecto piloto del ayuntamiento de Pamplona en las escuelas infantiles que ya les dan de comer productos ecológicos desde que llegan a la guardería y, por otra, la toma de conciencia cuando van a practicar a los huertos. A su vez, ha recalcado que lo más importante es “educar de una manera divertida y amena en el cultivo de la tierra”.

El amor por la tierra y poder concienciar a la sociedad con sus obras eran los pilares compartidos de los directores que se han acudido este miércoles a la sala LAVA de Valladolid, ya que Alfonso O’Donell también ha asistido a la Seminci para presentar su cortometraje Abuelo fuego.

‘Abuelo fuego’

El director proyecta en su obra la historia de una niña, nacida en Occidente con raíces peruanas, que muestra mediante sus pensamientos las enseñanzas de su abuelo y el afán por mantener su cultura y origen. “Buscábamos adentrarnos en un mundo en el que se viera la necesidad de cuidar la naturaleza”, ha señalado al público.

Por último, han agradecido poder ser participes de la 65 Seminci afirmando que es un honor por ser “uno de los festivales grandes” y por el reto que supone “optar a la espiga verde”.

Publicado en 65 Seminci, Cine & Cambio Climático, Más Seminci, Últimas noticias.