Málaga celebra la cosecha cinematográfica española del último año con el triunfo de Almodóvar y su ‘Dolor y gloria’

Este sábado Málaga desplegaba su alfombra roja para celebrar la gran fiesta del cine español, los Premios Goya 2020. Andreu Buenafuente y Silvia Abril conducían, por segundo año consecutivo, una gala cuyo homenaje protagonizó la actriz Pepa Flores al recibir el Goya de Honor de esta trigésimo cuarta edición.

Ocho largometrajes y tres cortos proyectados en la Seminci se encontraban en la lista de candidatos a los premios de la Academia de las Artes y Las Ciencias Cinematográficas de nuestro país.

Lo que arde, coproducción luxemburguesa, francesa y española dirigida por Oliver Laxe y proyectada en la Spanish Cinema de la 64ª Seminci, se alzaba con el Goya a la Mejor Dirección de Fotografía (Mauro Herce) y su protagonista, Benedicta Sánchez, con la estatuilla a la Mejor Actriz de Reparto.

Tres películas más proyectadas en la misma sección de nuestro festival lograban un hueco en el palmarés de esta última edición de los Premios, que se celebraba en la capital andaluza. Una emocionada Belén Funes recibía el Goya a la Mejor Dirección Novel por su película La hija de un ladrón y la joven directora Irene Moray lograba, por Suc de Síndria, el de Mejor Cortometraje de Ficción. Finalmente, la ópera prima de Salvador Simó, Buñuel en el laberinto de las tortugas, se erigía como la Mejor Película de Animación frente a Klaus y Elcano y Magallanes: la primera vuelta al mundo.

Intemperie, cuyo estreno mundial inauguraba la última edición de Seminci, se hizo con el Goya en dos de las cinco categorías en la que estaba nominada. Benito Zambrano, Pablo Remón y Daniel Remón recogían el “cabezón” al Mejor Guion Adaptado y Javier Ruibal se subió al escenario malagueño para tomar el de Mejor Canción Original.

Belén Cuesta. Imagen Premios Goya

Penélope Cruz, Greta Fernández y Marta Nieto acompañaban a nuestra madrina de la 64ª Seminci en la lista de nominadas a la Mejor Actriz Protagonista. Fue precisamente Belén Cuesta quien ya atesora su primer Goya por su interpretación en la cinta de los vascos Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga, La trinchera infinita.

Además, tres Espigas de Honor de nuestra Seminci tuvieron su protagonismo durante la gala. Alberto Iglesias, que ya suma once Goyas en su colección, recibió el Goya a la Mejor Música original, por Dolor y gloria, película triunfadora de esta edición con siete Goyas con el sello de Almodóvar. Eduard Fernández logró el de Mejor Actor de Reparto por su trabajo en la última producción de Alejandro Amenábar, Mientras dure la guerra, y un emocionado Antonio Banderas recogía su primer Goya a Mejor Actor Protagonista por su papel en Dolor y gloria en su Málaga natal, a escasas dos semanas de los Oscar, donde también cuenta con su primera nominación.

Publicado en 64 Seminci, Últimas noticias.