La Seminci revisará la obra de los ‘jóvenes airados’ con un ciclo conmemorativo de los 65 años del Free Cinema inglés

El festival programará diez largos y dos sesiones de cortos de autores como Lindsay Anderson, Tony Richardson, John Schlesinger, Karel Reisz y Lorenza Mazzetti, representantes del nuevo cine británico

El Free Cinema inglés será protagonista del ciclo que SEMINCI celebrará en su próxima 65 edición del 24 al 31 de octubre. Este movimiento cinematográfico surge en la década de los 50, concretamente en el año 1956, de tal forma que se cumplen 65 años de aquel primer ‘Manifiesto de los jóvenes airados’, los mismos que celebra nuestro festival.

Considerado como un ‘nuevo cine’, al igual que lo fueron entonces la nouvelle vague francesa o el nuevo cine alemán, su objetivo fue renovar el panorama cinematográfico británico, reivindicando el cine como arte e industria, a través de una estética realista, con historias inspiradas en lo cotidiano y comprometidas con la realidad social de aquel momento.

Los Angry Young Men (los jóvenes airados) englobaban, junto a escritores y dramaturgos, a cineastas que se mostraban contrarios al cine de los grandes estudios y planteaban formas muy distintas de producción, abogando por un cine de bajo presupuesto y con técnicas de rodaje muy próximas al cine documental. Sin duda, lo distintivo del Free Cinema es su aproximación a la realidad.

El término Free Cinema fue acuñado por un grupo de jóvenes cineastas –Lindsay Anderson, Tony Richardson, John Schlesinger, Karel Reisz y Lorenza Mazzetti– cuando deciden mostrar sus cortometrajes en el National Film Theatre de Londres un 5 de febrero de 1956. La primera fase del Free Cinema estuvo constituida por cinco programas de cortometrajes y mediometrajes que se fueron presentando hasta 1959.

El movimiento se prolongó a lo largo de toda la década de los 60 y, aunque con el tiempo sus integrantes se dispersaron, sus ideas nunca desaparecieron del todo, dando paso años más tarde a una nueva ola del realismo social británico, encabezada por directores como Ken Loach, Stephen Frears o Mike Leigh, entre otros.

 

Dos sesiones de cortos y diez largometrajes

El ciclo, organizado en colaboración con la revista Caimán Cuadernos de Cine, programará dos de los programas de cortometrajes presentados en el National Film Theater de Londres y una decena de largometrajes.

Un primer programa que incluía un documental sobre un parque de atracciones en Kent, O Dreamland (1953), de Lindsay Anderson; también Momma Don’t Allow (1956), de Karel Reisz y Tony Richardson, que sigue a un grupo de adolescentes trabajadores en su noche de ocio en el Wood Green Jazz Club del norte de Londres, y Together (1956), de la estudiante de arte Lorenza Mazzetti.

El segundo programa lo componen los cortometrajes The Singing Street (1951), de Nigel McIsaac, James T. Ritchie y Raymond Townsend; Wakefield Express (1952) y Every Day Except Christmas (1957), de Lindsay Anderson; y Nice Time (1957), de Alain Tanner y Claude Goretta.

El ciclo reunirá también algunos largometrajes de los directores más representativos del movimiento, como Look Back in Anger (Mirando hacia atrás con ira, 1958), basada en la obra del mismo nombre de John Osborne y que sirve para bautizar al grupo de cineastas; The Entertainer (El animador, 1960), A Taste of Honey (Un sabor a miel, 1961) y The Loneliness of the Long Distance Runner (La soledad del corredor de fondo, 1962), todos ellos dirigidos por Tony Richardson.

También se podrán reviser títulos como Saturday Nigth and Sunday Morning (Sábado noche, domingo mañana, 1960), de Karel Re­i­sz; A Kind of Loving (Esa clase de amor, 1962) y Billy Liar (Billy, el embustero,1963), ambas de John Schlesinger; The L-Shaped Room (La habitación en forma de L, 1962), de Bryan Forbes; y This Sporting Life (El ingenuo salvaje, 1963), -Espiga de Oro de la 9ª Seminci-, e If… (1968), de Lindsay Anderson.

Publicado en 65 Seminci, Noticia destacada.