Isabel Coixet: “Siento que en Valladolid hay una conexión con mis películas”

De izquierda a derecha, Sarita Choudhury, Agustín Almodóvar, Isabel Coixet, Pedro Casablanc y Edgar Vittorino, este sábado en el Teatro Calderón.

  • Tras el estreno mundial de ‘La Librería’ en la 62 Seminci, es la segunda vez que Isabel Coixet inaugura la Semana Internacional de Cine de Valladolid con una nueva película suya

24/10/2020.- “Es uno de los sitios de España donde me siento más a gusto y siento que hay una conexión con mis películas”, ha afirmado Coixet de un festival en el que comenzó a participar ya con Fernando Lara en la dirección y por el que ha pasado en calidad de directora, conferenciante, jurado… y hasta para clausurar el festival, como cuando en 2015 puso el broche de oro al certamen con Nadie quiere la noche.

En esta ocasión, le expectación trasciende a la aceptación del filme por parte de crítica y público, como han puesto de manifiesto durante la rueda de prensa de presentación de la cinta tanto la realizadora como Agustín Almodóvar, creador junto a Pedro Almodóvar de El Deseo. Productora y directora se enfrentan al lanzamiento del filme en medio de una pandemia que no solo obliga a medidas especiales de aforo en la salas comerciales, sino que parece retener a los espectadores atados al sofá.

En esta dirección, la de la necesidad de salir y disfrutar del cine en pantalla grande “sin interrupciones, sin móvil y sin nevera” -en palabras de Agustín-, así como de luchar por la celebración de actividades culturales como la propia Semana de Cine, han ido algunas de las intervenciones de muchos de los participantes en la comparecencia. También las de Javier Angulo, director del festival, que se encargó de dar la bienvenida a los presentes y felicitarles por su presencia. “Espero que esta maldita plaga no impida disfrutar de esta película, que me ha encantado realizar”, lanzaba también Timothy Spall, actor que encarna al protagonista masculino de la historia (Peter Riordan), a través del vídeo enviado al festival.

El actor Timothy Spall envió un mensaje en vídeo.

Los ánimos a los espectadores en este sentido se han intercalado a lo largo de unas intervenciones en las que los miembros presentes del equipo han ofrecido su punto de vista sobre su trabajo, los personajes que han encarnado o el proyecto en sí mismo. La propia Coixet ha asegurado que trabajar con El Deseo es un privilegio: “Es un gustazo. Lo que yo hubiera querido en la vida es un hermano como Agustín; es la productora más seria y responsable que hay en España y eso no tiene precio”.

A tenor de las palabras de Agustín Almodóvar, el sentimiento es mutuo: “Como siempre, es un gusto trabajar con ella. Nos cuenta cosas que son sorprendentes y originales, y desde el punto de vista de la producción es una maravilla rodar con ella”.

Un filme muy especial

La historia que cuenta Nieva en Benidorm es la de un hombre de oficina casi tan gris y metódico como su trabajo, que viaja a Benidorm a visitar a su hermano, Daniel, y se encuentra con dos sorpresas: que ha desparecido y que se enamora de Alex, la misteriosa mujer que trabaja en el club burlesque del que Daniel es propietario.

El guion tuvo su semilla precisamente en una anécdota vivida por la realizadora: “El origen está en un documental medioambiental que vine a rodar a Benidorm y que finalmente nunca se hizo. Pero una mañana, los miembros del equipo entramos en un bar y había un show de una artista que es una acróbata vaginal legendaria en Benidorm. Era una mujer mayor, que hacía este número, junto con su hija, que hacía otro número. Desde luego, la actuación me impresionó, pero no tanto como verlas salir después juntas, a la madre y a la hija, como con una maletita y una rebequita, que iban a otro club a actuar. Esto me hizo estallar la cabeza”.

Pero aún faltaba otro elemento: “Los diarios de Sylvia Plath, que son un referente para mí dese que tenía 15 años, narran que después de su boda con Ted Hughes se había pasado dos meses en España, y tras visitar Madrid o Barcelona, donde pasaron más tiempo fue en Benidorm. Yo siempre había pensado que eso era un error. Un personaje tan ajeno a Benidorm, mezclado con la vida cotidiana de alguien que hace algo, a priori, extraño, la propia atmósfera de la ciudad, que propicia todas las paradojas del mundo… Pues se unieron las dos variables y cuando volví a Barcelona empecé a escribir el guion”.

Y es que, efectivamente, la película se desarrolla en medio de lo que la propia directora denomina como un zoo humano, del que el filme es un representativo microcosmos. Desde la mujer policía que ama a Sylvia Plath a la empleada de hogar invisible, parte del paisaje, que “aporta la mirada de alguien a quien nunca nadie mira”.

“Al parque temático de mis obsesiones se suma el parque temático que es Benidorm en sí mismo”, ha explicado Isabel Coixet. Por eso no se ha planteado nunca que este filme pudiera estar rodado en otro lugar que no fuera Benidorm.

Actores y actrices: un sí inmediato a Isabel Coixet

Isabel Coixet

A la realizadora no le resulta muy difícil convencer a los miembros del reparto para que trabajen con ella. ¿Cómo logró la realizadora convencer a Sarita Choudhury? Ni siquiera fue necesario, según ha afirmado la propia actriz: “El hecho de que lo propusiera Isabel ya era un sí. De hecho, después de haber hecho con ella Aprendiendo a conducir me vengo todos los años una semanita a España a disfrutar con ella haciendo senderismo u otras cosas. Cuando me entregó el guion, consulté a una amiga y me dijo: ‘Mira di que sí sin decir nada más’. Y así fue”.

A Pedro Casablanc le ocurrió algo similar: “Afronté el papel con alegría y con una tremenda ilusión. Que a mí que me llamaran de El Deseo para una película de Isabel Coixet después de haber colaborado en Dolor y Gloria me produjo la mayor ilusión del mundo. En cuanto al papel, la mayor dificultad era que había que hacerlo en inglés; me desenvuelvo bien actuando en otros idiomas, y es un trabajo que me ayuda, porque te hace como tener una segunda máscara, la del personaje y la del idioma. En cuanto a las características del personaje en sí, es una metáfora de Benidorm: una fachada interesante, peor lo que hay por detrás no sabemos lo que hay”.

Para Edgar Vitorino tampoco era la primera vez con la realizadora catalana: “Conocía el trabajo de Isabel Coixet. De hecho, me encantó La librería. Pero es que, además, estuve un capítulo de Foodie Love, donde conocí Isabel, y creo que por eso pensó en mí para este personaje”.

La unanimidad de directora, reparto y productora se extiende a la esperanza de que la pandemia les permita estrenar el filme con ciertas garantías de éxito. “Además de la salud física, es muy importante la salud mental, saber que sigue habiendo vida”, afirmaba Coixet.

Publicado en 65 Seminci, Espigas de Honor, Noticia destacada, Sección Oficial, Últimas noticias.