‘Honeyland’, de Ljubo Stefanov y Tamara Kotevska, gana la Espiga Verde de la 64 Seminci

Samir Ljuma, director de fotografía de Honeyland

The Price of Progress ha obtenido una mención especial por su completa visión de la problemática alimentaria y sus impactos negativos sobre la salud

25/10/2019.- El jurado de la Espiga Verde compuesto por David Baute, Eva González, Gerardo Olivares, Elvira Cámara, Cristina Castro y José María Castro y José María Enríquez ha decidido otorgar el premio Espiga Verde a la película Honeyland, de Ljubo Stefanov y Tamara Kotevska «por su tratamiento del frágil equilibrio entre el ritmo de vida natural y las demandas productivas, mostrando el contraste entre unos modos de vida u otros casos menos cuidadosos con el entorno».

Un fotograma de Honeyland

Han destacado además, «el tratamiento narrativo y estético de esta realización macedonia, así como de superación de las dificultades al procurar ir más allá de los iniciales objetivos de un proyecto educativo ambiental hasta su verdadera implicación con el cuidado y mejora de la calidad de vida de los protagonistas de la película, demostrando con hechos que las personas que trabajan en la industria cinematográfica, si se lo proponen, pueden servirse de este medio no solo para la concienciación de estos problemas, sino también en el cuidado y atención a estas gentes directamente afectadas y cuyos dramas, a veces, por desconocidos o desatendidos, parece que no son ajenos».

Precisamente, su director de Fotografía visitó la 64 Seminci para hablar sobre la película y manifestó que «es un mensaje clarísimo de que tenemos que dejar algo de lo que hay para las generaciones futuras».

La historia de Hatidze, su protagonista, es un microcosmos para una idea más amplia que explica lo estrechamente entrelazados están la naturaleza y la humanidad, y cuánto podemos perder si ignoramos esta conexión fundamental.

Las familias del filme usan una antigua lengua vernácula turca, por lo que la película se basa en la narración visual en lugar del diálogo, «los personajes se entienden a través de su lenguaje corporal y sus relaciones, y sus emociones. Esta comunicación visual y visceral acerca al público a los protagonistas y, lo que es más importante, a la naturaleza», apuntan los directores. De esta manera consiguen crear la sensación de que «nosotros, como humanos, somos una sola especie entre muchas, igualmente afectadas por las circunstancias que nos rodean».

The Price of Progress

Mención Especial para The Price of Progress

El mismo jurado han acordado conceder una mención especial a la película The Price of Progress, de Víctor Luengo, «por su completa visión de la problemática alimentaria y sus impactos negativos sobre la salud humana y medioambiental, así como por su tratamiento de las trabas organizativas y manejos discursivos que impiden poder realizar un cambio en el modelo productivo agroalimentario europeo», según ha señalado el jurado.

The Price of Progress explora la red de intrigas, emociones, miedos, presiones políticas y argumentos de algunos de los principales portavoces de las corporaciones alimentarias con base en Europa, lobistas, políticos, científicos de referencia, expertos y periodistas de investigación del sector.

Ambas películas se han proyectado en las Jornadas de Cine y Cambio Climático de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid, que se celebraron los días 24 y 25 y octubre.

Publicado en 64 Seminci, Cambio climático, Espiga Verde, Noticia destacada, Últimas noticias.