66 edición. Del 23 al 30 de octubre de 2021

Pilar Miró, una personalidad magnética

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

20/04/2021.- La cineasta Pilar Miró poseía, sin duda, un carácter complejo y una personalidad magnética, características personales que aparecen reflejadas en su obra, a la que se dedicó de una manera apasionada. Pionera entre las mujeres dedicadas a la realización de programas televisivos, llegó a ser directora general de Cinematografía y de Radio Televisión Española (1986-1989).

Visitó por primera vez Seminci en 1967, durante la XII edición, cuando el festival aún era conocido como «Semana Internacional de Cine religioso y valores humanos». Donde coincidió con otro joven crítico, José Luis Garci, que también estrenó visita.

Pero no sería la única vez que los caminos de la directora de cine madrileña y Seminci coincidieran, ya que uno de los ciclos de la 37· edición estuvo dedicado a ella. Fernando Lara, director del certamen por entonces, explicó que la razón fue «realizar un análisis exhaustivo de esta figura polémica en todos sus ámbitos y sin la cual no podría entenderse el cine español en sus últimos 15 años».  El ciclo dedicado a Pilar Miró revisó su trayectoria «tanto a través de una amplia selección de sus trabajos para la televisión como sus seis largometrajes para el cine, que culminan con Beltenebros, premiada con el Oso de Plata en la Berlinale, que señala la nítida progresión de esta realizadora hacia la madurez creativa y estilística», comentó.

El año que ganó su primer Premio Goya a la Mejor Dirección, por El perro del hortelano (1997), fue también el año de su fallecimiento. Ocurrió a pocos días del inicio de la 42· Seminci que ofreció su edición a la memoria de Pilar Miró y tuvo dos gestos con ella. El primer de ellos fue la proyección de El pájaro de la felicidad (1993), séptimo largometraje de la prolífica cineasta madrileña. Y el segundo fue que el Premio al Mejor Nuevo Director pasó a llamarse Premio ‘Pilar Miró’ al Mejor Nuevo Director.

El último homenaje tuvo lugar durante la 64· Seminci, donde con motivó del 40 aniversario de El crimen de Cuenca (1979), el único filme prohibido en España durante la democracia, se proyectó el documental Regresa el Cepa, de Víctor Matellano.

 

Noticias relacionadas