«My childhood, my country – 20 years in Afghanistan», de Phil Grabsky y Shoid Sharifi, se presenta en Seminci tras ganar Tiempo de Historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

My childhood, my country – 20 years in Afghanistan, el documental de Phil Grabsky y de Shoaib Sharifi, ganador del primer premio de la sección Tiempo de Historia, fue proyectado durante la tarde del 30 de octubre. Tras finalizar la película, la sala tuvo la oportunidad de participar en un coloquio con Phil Grabsky. 

El filme se centra en la vida de un pícaro muchacho que se crio durante dos décadas en uno de los países más peligrosos del mundo. Cuando conocemos a Mir por primera vez, es un niño travieso de siete años que vive en una cueva junto a los Budas de Bamiyán, recientemente destruidos, en el centro de Afganistán. A lo largo de veinte años, y a través de todo tipo de aventuras y desventuras, la pieza cinematográfica sigue su vida hasta que, convertido en un adulto con su propia familia, decide seguir su carrera como cámara de televisión en Kabul. 

Durante todo el largometraje, su protagonista mantiene una actitud optimista ante todos los obstáculos que se encuentra. El cineasta británico afirmó al público que cuando escogió a Mir como el personaje principal no se imaginaba que el pequeño de siete años se convertiría en una persona increíble. «Cuando terminamos de grabar la película, le pedí un resumen y su respuesta fue que hay que ser positivo, algo que no me esperaba», indicó Grabsky, quien agregó que la vida no ha sido fácil para Mir, «sobre todo durante los últimos años con la pandemia y debido a la poca situación de trabajo que ha tenido».

«La película, si le quitas el contexto de Afganistán, se trata de la vida de un joven creciendo», manifestó el director. Asimismo, el británico aportó al público información sobre la situación actual del joven afgano. «Sigue trabajando como camarógrafo para la empresa china, pero, por primera vez en su vida, él y su esposa están decididos a salir del país» afirmó Phil Grabsky.


Durante su intervención, el director demostró su agradecimiento por formar parte, una vez más, del festival. «Es un honor estar en Valladolid», comentó Grabsky, quien agregó que a su vez es una «lástima» ya que, debido a la situación de Afganistán, su codirector, Shoaib Sharifi, y Mir no pudieron celebrar la victoria de My childhood, my country – 20 years in Afghanistan  porque están atrapados en el país.

Noticias relacionadas