‘La mancha negra’, el thriller de Enrique García que profundiza en los secretos más oscuros de la familia Cisneros

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

La mancha negra, el último largometraje de Enrique García, se proyectó este martes en la Semana Internacional del Cine de Valladolid. La película, que forma parte de la sección Spanish Cinema, fue presentada al público por el director con la compañía de intérpretes como Natalia Roig, Virginia de Morata, Ignacio Nacho y Juanma Lara, y de los productores Dylan Moreno y José Antonio Redondo.

«Es una pieza que tomó su tiempo en hacer y que, cuando termina, deja al público dando vueltas, por ello, espero que la sufráis», expresó García, quien la describió como «una olla a presión» que, hasta el último fotograma, deja al espectador «anclado» en su butaca. La obra cinematográfica del malagueño, producida por Marila Films, regresa al año 1971 a Aljarria, un pequeño pueblo del sur de España.

Con la participación de Pablo Puyol, Virginia De Morata, Natalia Roig, Juanma Lara, Cuca Escribano, Virginia Muñoz, Noemí Ruíz y Aníbal Soto, La mancha negra se centra en la muerte de doña Matilde Cisneros, que reúne, durante su velatorio, a sus tres hijas, Modesta, Manuela y Mercedes, y a su hijo mayor Eugenio. Necesitado de cobrar su parte de la herencia, Eugenio se ve obligado a volver al pueblo del que tuvo que salir huyendo quince años antes.

El largometraje profundiza en el odio, el rencor, la frustración y los secretos más oscuros de la familia Cisneros que saldrán a luz ante el cuerpo presente de su madre. «Fue una película que nos costó hacer, tanto en lo económico como en la transpiración para poder darle la vuelta a todo el asunto» afirma Redondo.

Natalia Roig expresó su gratitud con el cineasta y con los productores por permitirle explorar un mundo desconocido. «Hago un personaje muy distinto a mí, muy dramático y con mucho peso», indica la actriz malagueña. Por otro lado, Virginia de Morata manifiesta que grabarla pieza audiovisual fue un trabajo «duro» pero, a pesar de ello, «ha sido un placer compartir la película con los compañeros que están hoy en la sala y con aquellos que faltan».

Tanto los productores como los actores y el director demostraron su agradecimiento con el festival, pero, sobre todo, con el público, por acompañarlos durante la tarde del 25 de octubre en la proyección del thriller. «Venimos de Málaga y estamos flipando, enamorados de lo que estamos viviendo en la Seminci», afirmaba el director. «No había venido antes, pero estoy descubriendo una ciudad preciosa», añadió.

El actor Ignacio Nacho manifestó su encanto por formar parte del festival: «Tenía muchas ganas de venir desde que me empezó a gustar el cine, y eso es prácticamente desde que nací”, comentó. Asimismo, la última intervención fue por parte del productor Dylan Moreno, quien cerró la presentación dedicándole el largometraje al público presente.

La mancha negra volverá a proyectarse el jueves 28 en los Cines Broadway a las 16:15 horas.

Noticias relacionadas