‘Génesis’, la Espiga de Oro de la 63 Seminci, llega a las salas de cine

19/07/2019.- La gran triunfadora de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid, Génesis (Genèse), llega hoy viernes, 19 de julio, a las pantallas de cine españolas. El filme logró la Espiga de Oro del certamen, además de valerle al canadiense Philippe Lesage el premio Ribera del Duero a Mejor Dirección. Además, uno de los protagonistas de la película, Théodore Pellerin, se coronó como Mejor Actor.

Génesis gira en torno al amor adolescente, a partir de tres historias que invitan al espectador a reflexionar sobre las claves del proceso de llegar a la vida adulta. En su tercer largo de ficción, Lesage se sirve de parte de su propia biografía para explorar la psicología de los más jóvenes en su proceso de reafirmación personal.

Guillaume (Pellerin) está en un internado masculino. Bajo su capa de estudioso y graciosete compañero de clase, se esconde un joven atribulado por sus sentimientos hacia su mejor amigo. En un ambiente en el que hasta las acciones más nobles de compañerismo pueden interpretarse erróneamente, una confesión así puede suponer el fin de una amistad, más cuando el destinatario de ese amor no sabe cómo gestionarlo.

No menos problemas tiene Charlotte (Noéé Abita), hermanastra de Guillaume. Expulsada sin querer del confort de una relación joven pero aparentemente estable, explora sus propios sentimientos y su manera de entender la fidelidad a través de nuevas relaciones, no siempre libres a pesar de lo socialmente aceptado.

Por último, Lesage presente al espectador a los más jóvenes, Béatrice (Émilie Bierre) y Félix (Édouard Tremblay-Grenier). Si Guillaume no acaba de entenderse con su amigo como a él le gustaría y Charlotte no termina de coordinar sus expectativas con sus partenaires, Béatrice y Félix con quien no logran sincronizarse es con el tiempo: llega el final del campamento de verano y, con ello, su historia juntos. Al menos, hasta el siguiente verano. Simplemente, su relación no ha nacido en el momento adecuado.

92 minutos de plano secuencia para recrear una masacre

También está ya en cines Utoya. 22 de julio, la última película de Erik Poppe, proyectada en Sección Oficial en la última edición de SEMINCI. Una sola toma y tres protagonistas inventados le sirven al cineasta noruego para narrar la historia real del atentado ocurrido en 2011 en la isla de Utoya, cuando un empresario de la extrema derecha asesinó a tiros, disfrazado de policía, a 69 jóvenes que participaban en un campamento de juventudes socialdemócratas. Participan más de 500. Esa misma mañana, Anders Behring Breivik, el terrorista, había detonado una bomba en el centro de Oslo.

En el filme, la protagonista, Kaja (Adrea Berntzen), una joven de 18 años, trata de encontrar a su hermana en medio del terror y el caos. La cámara no se separa de ella durante los 92 minutos que dura la cinta, por lo que el espectador se ve obligado a compartir el punto de vista subjetivo de la joven. Es posible sumergirse en toda la realidad del terror del tiroteo, de la angustia por la desaparición de los seres queridos o de la incertidumbre por la posibilidad de que un futuro de ilusiones pueda quedar truncado en apenas un segundo. Todo un ejercicio cinematográfico que parece beber del pasado periodística de su director.

Un tributo con formato documental

La cartelera recibe hoy viernes un tercer título que pudo verse en la 63 SEMINCI, aunque fuera de concurso: Entendiendo a Ingmar Bergman, de Margarette von Trotta. Un documental en el que la realizadora muestra su especial relación con el cine del autor sueco, en un recorrido por su vida y obra que ofrece también, entre otros, los testimonios de Liv Ullman, Jean-Claude Carrière, Carlos Saura, Olivier Assayas y Daniel Bergman, hijo del realizador.

Aunque se aleja del típico documental biográfico, Entendiendo a Ingmar Bergman incluye una gran cantidad de material en el que aparece el propio homenajeado.

Publicado en 63 Edición.